ACEITE DE PALMA

Desde hace varios años se está poniendo en entredicho el “Aceite de Palma”, no por su impacto en Seguridad Alimentaria y Nutrición, ya que actualmente no hay evidencia de que este tipo de grasa afecte a la salud humana en el contexto de una dieta saludable, sino más bien por el impacto medioambiental y social asociado a su cultivo.

¿QUÉ ES EL ACEITE DE PALMA? SU PROCEDENCIA Y PROPIEDADES

El aceite de palma es un aceite comestible extraído de los frutos de la palma africana, Elaeis guineensis. Se cultiva en países tropicales, concretamente en Indonesia y Malasia, que fabrican el 85% de la producción mundial.

A diferencia de la mayoría de aceites vegetales, contiene casi un 50% de ácidos grasos saturados (principalmente ácido palmítico), un 37-46% de ácidos grasos monoinsaturados (principalmente, ácido oleico) y un 10% de ácidos grasos poliinsaturados. Es rico en vitamina A y E.

El aceite de palma refinado es muy estable (semisólido a temperatura ambiente y no se enrancia ni se oxida fácilmente) y no tiene sabor ni olor.

¿PARA QUÉ SE UTILIZA?

Es, en la actualidad, el aceite más consumido en el mundo, destinado principalmente a la elaboración de productos alimenticios (80%). En menor medida, se usa para la formulación de productos cosméticos y productos de limpieza, así como para la producción de biodiésel (20%).

En la Industria Alimentaria es muy utilizado por sus propiedades y por su bajo precio, debido a la rentabilidad del cultivo. Como mantiene bien sus propiedades a temperaturas elevadas, se usa en alimentos que se van a freír o que necesitan conservarse a temperaturas altas.

Se usa principalmente como sustituto al aceite de girasol, sobre todo en alimentos precocinados, bollería industrial y otros alimentos procesados. Además, como no se hidrogena, ha sustituido a las grasas trans en muchos alimentos.

Por todo ello, lo podemos encontrar en un gran número de productos alimenticios elaborados y envasados, tales como:

  • Margarinas, cremas y coberturas de chocolate
  • Bollería, repostería y pastelería industrial
  • Snacks tipo patatas fritas
  • Helados y otros productos lácteos
  • Precocinados como pizzas 

¿DEBE FIGURAR EN EL ETIQUETADO?

Si se utiliza aceite de palma en la fabricación de un alimento, deberá figurar en la lista de ingredientes como tal, por lo que el consumidor siempre tiene la información para poder elegir.

Desde diciembre de 2014 (Reglamento 1169/2011), los fabricantes tienen la obligación de detallar en el etiquetado el tipo de aceite/grasa vegetal identificando su origen, por ejemplo: de girasol, de palma, de coco, de oliva.

IMPACTO EN LA SEGURIDAD ALIMENTARIA

Desde el punto de vista de la Seguridad Alimentaria, se ha relacionado esta grasa con “Contaminantes de Proceso”, debido a la formación de determinadas sustancias (3-monocloropropanediol (3-MCPD), 2-monocloropropanediol (2-MCPD) y ésteres glicidil de ácidos grasos (GE) durante el refinado de los aceites vegetales a altas temperaturas (aprox. 200 ° C).

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) en mayo de 2016 evaluó el riesgo de la presencia de los contaminantes de proceso en alimentos, como el aceite de palma refinado. La EFSA concluyó que dichos contaminantes no suponen un riesgo para la salud de la población en general, pero expresó su preocupación sobre todo para los grupos de edades jóvenes, debido a un mayor consumo de productos transformados.

Por ello, a nivel europeo, se está trabajando en la revisión de los límites máximos de contaminantes generados en el proceso de refinado de aceites, para reducir la exposición a través de su consumo.

IMPACTO NUTRICIONAL

Este aceite es rico en grasas saturadas, por lo que es preferible no abusar de él, ya que el consumo excesivo de las grasas saturadas eleva el colesterol y puede favorecer la arteriosclerosis y enfermedades cardiovasculares.

A nivel internacional (OMS) y europeo, el Plan de Acción Europeo sobre Alimentación y Nutrición promueve iniciativas para lograr una Alimentación Saludable en la ciudadanía, especialmente en los niños y jóvenes con el fin de reducir las enfermedades cardiovasculares y la diabetes cuyo principal factor de riesgo la alimentación, ya que la carencia o exceso de cierto tipo de nutrientes puede conllevar a un desequilibrio en la dieta, incrementándose el riesgo de padecerlas.

Además, se está trabajando con la industria alimentaria y otros agentes implicados en la reformulación o mejora de la composición de los alimentos, que consiste en suprimir, reducir o sustituir algunos de sus componentes como la sal, el azúcar añadido, las grasas saturadas o trans, pero manteniendo seguridad, sabor y textura. Es un elemento clave para conseguir las recomendaciones nutricionales en la dieta.

IMPACTO MEDIOAMBIENTAL

El cultivo de la palmera de palma en los países tropicales se ha asociado a la desforestación de los bosques tropicales y a la pérdida de biodiversidad, ya que muchas especies se encuentran en peligro porque se destruyen sus hábitats naturales, además de a abusos contra los derechos humanos.

Según el Programa Medioambiental de Naciones Unidas (UNEP) aproximadamente el 70% de las plantaciones de palma en Indonesia y el 50% en Malasia, están situadas en zonas que previamente eran bosque tropical. Además, según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), se calcula que en menos de diez años Indonesia perderá el 98% de los bosques como consecuencia de la destrucción indiscriminada que se hace para obtener este aceite.

Por este motivo, el Parlamento Europeo está trabajando en la regulación sobre el aceite de palma y la deforestación de las selvas tropicales.

¿ES RECOMENDABLE SU CONSUMO?

En el contexto de una dieta variada y equilibrada, la ingesta de grasas saturadas debe limitarse a menos del 10% de las calorías totales de la dieta diaria, así como se debe favorecer el consumo de grasas insaturadas, preferiblemente monoinsaturadas, como las del aceite de oliva, y poliinsaturadas, como las de los pescados, y frutos secos, entre otros.

Por tanto, a día de hoy, no hay evidencias que el consumo de aceite de palma suponga un riesgo para la salud humana en el contexto de una dieta variada y equilibrada.

DOCUMENTACIÓN DE REFERENCIA

OTROS ENLACES DE INTERÉS

Fecha de creación: 15-05-2017

Fecha de actualización:

Aceite de palma
Aceite de palma
Aceite de palma
Aceite de palma
Veiss www.elika.eus

ELIKA . Granja Modelo, s/n . 01192 . Arkaute (Álava) . Teléfono: 945 122 170 . Fax: 945 122 171 . berri@elika.eus

Este sitio WEB no dispone publicidad de terceros ni recibe ningún tipo de financiación proveniente de publicidad.
Autoría: Todo el contenido de esta Web ha sido creado por el equipo de ELIKA

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.