LOS NANOMATERIALES EN LA ALIMENTACIÓN

Los nanomateriales son materiales fabricados y utilizados a nivel nanoscópico (en una escala hasta 10.000 veces más pequeña que el diámetro de un cabello humano).

Son utilizados debido a que muestran características diferentes a los de mayor escala, tales como mayor reactividad química, resistencia o conductividad. Para hacernos una idea, un material hecho del mismo compuesto, actúa de manera diferente si es creado con una estructura nanoscópica o una tradicional.

Cientos de productos que contienen nanomateriales están ya en uso, por ejemplo: en baterías, pinturas, revestimientos anti-bacterianos.

Esta nueva dimensión de los materiales podría ser aplicable a muchos sectores, incluida la industria, el transporte y por supuesto en la alimentación.

En la industria alimentaria se han identificado tres grandes áreas en las que se considera que la nanotecnología puede contribuir de forma beneficiosa: la producción primaria, el procesado y el envasado de alimentos. En concreto las nanopartículas, nanofibras, nanoemulsiones y nanoarcillas, han presentado un gran potencial de aplicación:

  • Nanopartículas. Se clasifican en orgánicas o inorgánicas. Entre las inorgánicas por ejemplo, el dióxido de titanio, puede utilizarse para proteger los alimentos, o las nanopartículas de plata, que pueden ser utilizadas como agentes antimicrobianos en materiales en contacto con los alimentos.
    Las nanopartículas orgánicas se pueden utilizar para mejorar el valor nutritivo de los alimentos, como vehículo para la liberación de vitaminas y otros nutrientes (también llamadas nanocápsulas).
  • Nanofibras. Se caracterizan por tener un diámetro de unos 5 nm y longitudes superiores a 15 µm. En el sector agroalimentario se pueden utilizar como agentes espesantes.
  • Nanoemulsiones. Se pueden utilizar como vehículo de algunos componentes de alimentos funcionales, para estabilizar ingredientes o para aumentar la viscosidad.
  • Nanoarcillas. Se pueden utilizar en botellas de plástico, cartones y films para el envasado de alimentos, como barreras frente a diversos gases como el oxígeno y el CO2.

Presente y futuro

Actualmente su aplicación más inmediata se dirige a los materiales en contacto con los alimentos, pero en un futuro, estos materiales se presentan como una de las posibles vías para la liberación controlada de ingredientes alimentarios o nutrientes (ver Nanocapsulas).

Aplicación actual en la creación de nuevos materiales en contacto con los alimentos:

Desarrollar nuevos materiales con propiedades antimicrobianas, barreras frente a la luz, los gases y la temperatura. Todo ello, con el fin de alargar la vida útil del alimento utilizando materiales de envasado de un reducido peso y espesor.

Aplicaciones futuras:

  • Nanosensores: Los nanosensores permitirán la detección de contaminantes, virus y bacterias patógenas. Incorporados a los envases podrían advertir de los alimentos contaminados o en mal estado, simplemente cambiando de color.
  • Nanocapsulas -Sistemas de liberación controlada-: Estas nanocápsulas, serían contenedores nanoscópicos donde podrían introducirse nutrientes, mejorando su absorción y controlando su liberación para, por ejemplo, aumentar su sabor en boca, etc...
    Las nanocápsulas también podrían utilizarse como vehículo para vacunas en Sanidad Animal o para plaguicidas en Sanidad Vegetal.

Principios para evaluar la inocuidad de los Nanomateriales

Para determinar la inocuidad/peligrosidad de los nanomateriales, así como sus diferentes usos en alimentación humana y animal, los nanomateriales se analizan atendiendo a los 5 estados en los que nos los podemos encontrar: estado originario (de fabricación), el de comercialización para uso en alimentación, el estado en el que se podría encontrar en los alimentos y en el estado que podría encontrarse en los tejidos y fluidos biológicos, una vez ingerido.

El riesgo que pudieran ocasionar, es valorado en función de su composición química, características físico-químicas, su capacidad de interacción con los tejidos y la cantidad de ese nanomaterial, a la que se podría exponer teóricamente el hombre.

Antes de la comercialización para su uso en alimentación, éste debe ser evaluado en cada uno de los escenarios posibles y se deberán acometer estudios in vivo e in vitro para obtener la dosis respuesta que ayude a definir los límites que no habría que rebasar para que este nanomaterial sea inocuo.

Bibliografía

Fecha de creación: 19-12-2011

Fecha de actualización: 16-08-2018

Nanomateriales
Veiss www.elika.eus

ELIKA . Granja Modelo, s/n . 01192 . Arkaute (Álava) . Teléfono: 945 122 170 . Fax: 945 122 171 . berri@elika.eus

Este sitio WEB no dispone publicidad de terceros ni recibe ningún tipo de financiación proveniente de publicidad.
Autoría: Todo el contenido de esta Web ha sido creado por el equipo de ELIKA

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.